estancias

En uno de los ambientes naturales más deslumbrantes del mundo, siempre contando con un guía, podrán observar las tradicionales actividades patagónicas, visitar antiguos galpones de esquila y corrales de las estancias.
Allí tendrá una demostración de esquila de ovejas y finalmente lo guiarán al el Quincho donde podrán degustar el infaltable corderito patagónico al asador entre otros cortes, con ensaladas de sus propias huertas orgánicas. Postre típico acompañado de dulce de leche y regreso a su hotel.
Una excursión ideal para la familia, no presenta ninguna dificultad.

Envie su consulta